seg煤n San Luis Mar铆a Grignion de Montfort

隆Haga su consagraci贸n y estar谩 bajo la protecci贸n especial de Mar铆a!

Complete sus datos para participar

Charla Inaugural 24 de julio

Gu铆a del Curso de Consagraci贸n a la Sant铆sima Virgen

Otras Lecciones

Lecci贸n 04
La Reina de los corazones es necesaria para que los hombres Ileguen a su 煤ltimo fin
Lecci贸n 05
Los ap贸stoles de los 煤ltimos tiempos
Lecci贸n 06
Nuestro Se帽or Jesucristo es el fin 煤ltimo de la devoci贸n a la Sant铆sima Virgen
Lecci贸n 07
Pertenecemos a Jesucristo y a Mar铆a en calidad de esclavos
Lecci贸n 08
驴C贸mo despojarnos de lo que hay de malo en nosotros?
Lecci贸n 09
Nuestra Se帽ora medianera junto a Jesucristo
Lecci贸n 10
No todas las devociones a Nuestra Sefiora son verdaderas
Lecci贸n 11
La Verdadera Devoci贸n a la Sant铆sima Virgen
Lecci贸n 12
Las pr谩cticas de la Verdadera Devoci贸n
Lecci贸n 13
De la perfecta devoci贸n a la Sant铆sima Virgen o la perfecta consagraci贸n a Jesucristo
Lecci贸n 14
La perfecta renovaci贸n de los votos y promesas del santo bautismo
Lecci贸n 15
Motivos que nos recomiendan esta devoci贸n
Lecci贸n 16
Mar铆a se da a su esclavo de amor
Lecci贸n 17
Esta devoci贸n nos conduce a la uni贸n con Nuestro Se帽or
Lecci贸n 18
Camino seguro para llegar a Jes煤s y alcanzar la vida eterna
Lecci贸n 19
Esclavitud a Mar铆a: Libertad de esp铆ritu y auxilio al pr贸jimo.
Lecci贸n 20
Esta devoci贸n es un medio admirable de perseverancia
Lecci贸n 21
Figura b铆blica de esta perfecta devoci贸n: Rebeca y Jacob
Lecci贸n 22
La Sant铆sima Virgen y sus esclavos de amor
Lecci贸n 23
Efectos maravillosos que esta devoci贸n produce en un alma fiel
Lecci贸n 24
Pr谩cticas exteriores particulares de esta devoci贸n
Lecci贸n 25
Pr谩cticas exteriores particulares de esta devoci贸n (continuaci贸n)
Lecci贸n 26
Pr谩cticas especiales e interiores para los que quieren llegar a ser perfectos
Lecci贸n 27
Modo de practicar esta devoci贸n en la santa comuni贸n
Previous
Next

驴Por qu茅 hacer la consagraci贸n?

Estamos viviendo d铆as muy dif铆ciles en que las crisis y las angustias se multiplican por todas partes. M谩s que nunca, 隆usted necesita una protecci贸n especial del Cielo!

Cada clase estar谩 disponible, diariamente, a partir del 24 de julio. Ser谩n 28 clases.

Al final de todas usted podr谩 consagrarse.

Este curso es 100鈥% gratuito y 100鈥% en l铆nea.鈥

Clases con contenidos exclusivos

V铆deos y audios de alta calidad

Recibir谩 todos los d铆as un enlace para acceder a la clase y a los textos correspondientes

Tambi茅n podr谩 hacer preguntas por correo electr贸nico

Al terminar el curso, har谩 su consagraci贸n y recibir谩 su certificado

Testimonios

芦Gostei imensamente do curso, perfeitamente did谩tico, claro, n茫o foi cansativo.

Aprendi muito sobre Maria, seus ensinamentos esclareceram ainda mais a grandeza de Nossa M茫e.

Fiquei imensamente feliz por ter me consagrado禄

Glaucia Marli Belli Gardinalli

芦Salve maria estou muito feliz por ter feito essa consagra莽茫o.

Aprendi muito com Maria e me sinto realizada.

Estou sentindo mais 芒nimo para viver禄

Otamires Oliveira

芦Obrigada pelo curso!

H谩 muito procurava mais esclarecimentos sobre a vida de Nossa Senhora!禄

Inez Miranda

Preguntas Frecuentes

La vida de Mar铆a fue vida oculta. Su humildad fue tan grande que no hubo para Ella en la tierra anhelo m谩s poderoso y constante que pasar desconocida de s铆 misma y de toda criatura, para ser conocida de s贸lo Dios.

Una de las razones para este misterio es que Ella misma pidi贸 sobre todas las cosas pobreza y humillaci贸n; y Dios, condescendiendo, tuvo a bien ocultarla en su concepci贸n, en su nacimiento, en su vida, en sus misterios, en su resurrecci贸n y asunci贸n, a las miradas de todos los hombres. Sus mismos padres no la conoc铆an; y aun los 脕ngeles unos a otros se preguntaban frecuentemente: 芦驴Qui茅n es 脡sta?禄. Y es que el Alt铆simo se la ocultaba; o si algo les descubr铆a, era infinitamente m谩s lo que les Encubr铆a (cf. TVD 2-3).

Tambi茅n, por disposici贸n divina, la Sant铆sima Virgen permaneci贸 a煤n m谩s oculta a los ojos de quienes no la conoc铆an: 芦Dios Padre, a pesar de haberle comunicado su poder, consinti贸 en que Mar铆a durante su vida no obrase ning煤n milagro, al menos portentoso. Dios Hijo, a pesar de haberle comunicado su sabidur铆a, permiti贸 que apenas hablase. Dios Esp铆ritu Santo, a pesar de ser Ella su Esposa fiel, consinti贸 en que los ap贸stoles y evangelistas dijesen de Ella muy poco, y solamente lo necesario para dar a conocer a Jesucristo禄 (TVD 4). As铆, al inicio del Cristianismo, la Sant铆sima Virgen permaneci贸 oculta a los ojos de casi todos los hombres.

隆S铆! La consagraci贸n se hace solo una vez, pero puede renovarla cuantas veces quiera.

La Misa oficial se celebrar谩 en Colombia, en la iglesia de los Heraldos. Para aquellos que no puedan acudir, habr谩 una transmisi贸n en vivo por internet. Tambi茅n habr谩 otras Misas en cada pa铆s donde los Heraldos tienen casa. M谩s adelante pasar茅 la informaci贸n sobre horarios, lugares, etc.

Antes de explicar lo que es la esclavitud de amor a la Virgen, veamos lo que es la esclavitud en general. La esclavitud es la condici贸n por la que una persona queda sometida a otra de una forma total y absoluta. El esclavo ya no se pertenece, sino que pasa a ser 芦cosa y propiedad禄 de quien lo posee. 脡l est谩 bajo el poder absoluto de su due帽o, que puede servirse de 茅l como quiera, en provecho propio. El esclavo pertenece totalmente y para siempre a su due帽o, con todo lo que posee, sin excepci贸n alguna. 脡l trabaja sin derecho a exigir un salario. Su se帽or tiene todo el derecho sobre 茅l y puede decidir sobre su vida y muerte. Este es el modo m谩s radical de esclavitud, que lamentablemente todav铆a existe en el mundo, principalmente en los pa铆ses dominados por el islam y el comunismo. Sin embargo, a pesar de la inmoralidad de la esclavitud, ella puede servir como un buen ejemplo de dependencia total, propio de la espiritualidad de la consagraci贸n a Jesucristo, por las manos de la Virgen Mar铆a.

El siervo, a diferencia del esclavo, es libre y presta sus servicios a cambio de un salario, durante un tiempo determinado. Adem谩s, normalmente, el empleado tiene el derecho de exigir un salario digno, conforme a sus necesidades e incluso de escoger otro patr贸n, caso el actual no sea de su agrado. Con esta simple definici贸n, constatamos que no somos simplemente siervos de Jesucristo y de Mar铆a Sant铆sima, sino verdaderamente sus esclavos.

La esclavitud de amor no es una f贸rmula nueva, sospechosa o inspirada por una devoci贸n repleta de entusiasmo sentimental, propio de los principiantes. La esclavitud es el pensamiento fundamental de la religi贸n, que tiene sus ra铆ces en el santo Bautismo. En 茅l rompemos con el yugo de la esclavitud del pecado, del mundo y del demonio, para ser esclavos de Jesucristo (cf. 1Co 7, 23; Rom 6, 20-22). La esclavitud es lo m谩s radical que puede haber de entrega a Jesucristo.

San Luis Mar铆a nos ense帽a que hay tres clases de esclavitud respecto de Dios (cf. TVD 70):
1) La esclavitud natural: todas las criaturas son esclavas de Dios;
2) La esclavitud forzada: cuando alguien es reducido a la servidumbre, sea por violencia, sea por una ley justa o injusta. Tal es la esclavitud de los demonios y de los condenados;
3) La esclavitud voluntaria: es la m谩s perfecta y la m谩s gloriosa para Dios, pues por esta esclavitud anteponemos a todo lo dem谩s lo que se refiere a Dios y a su servicio, aunque no estuvi茅ramos a ello obligados por naturaleza.


En la pr谩ctica, la consagraci贸n a Jes煤s por las manos de Mar铆a, o esclavitud de amor, no es otra cosa sino la confirmaci贸n, por libre voluntad, de aquello a lo que nosotros ya estamos llamados por naturaleza, es decir: la entrega absoluta a Dios para su gloria y para la felicidad de los justos y santos.

Este curso y la consagraci贸n puede realizarlos cualquier persona, independientemente de su situaci贸n personal.


Naturalmente, es aconsejable que quien desea entregarse a Dios por las manos de Mar铆a, busque agradarlo en todo, empezando por el modo de vida. As铆, lo m谩s conveniente ser铆a estar en gracia de Dios, aunque ello no sea indispensable para consagrarse, pues no se trata aqu铆 de recibir un sacramento.


Lo ideal ser铆a que las personas que viven en situaciones de vida como esas y que desean consagrarse aprovecharan el curso para ordenar su relaci贸n seg煤n los mandamientos de Dios, buscando la ayuda de alg煤n sacerdote. Al mismo tiempo, es recomendable mucha oraci贸n para poder discernir a cada momento el paso que debe ser dado.

Si no se encuentra en condiciones de cumplir con todos los requisitos para poder consagrarse, como la confesi贸n sacramental, debido a su situaci贸n, pero tiene el deseo de entregarse a Jesucristo por las manos de Mar铆a, puede consagrarse igualmente, porque la consagraci贸n a la Virgen no es un sacramento. Pero conviene mucho que pida a la Virgen que le ayude a regularizar su situaci贸n, para as铆 poder agradar y glorificar a Dios con su vida. Ella sabr谩 guiarle de la mejor manera posible.

Para realizar la consagraci贸n hay que asistir a las clases, donde se van indicando cada d铆a una lectura del Tratado de la verdadera devoci贸n a la Sant铆sima Virgen y unas oraciones. Se recomienda, adem谩s, estar en gracia de Dios el d铆a de la consagraci贸n, habiendo confesado y comulgado sacramentalmente, si ello fuera posible.

Quien hace la consagraci贸n, seg煤n el Tratado, se compromete a ser fiel a las promesas del Bautismo, es decir, a renunciar al mal y al pecado, y a vivir la vida nueva en Cristo, esforz谩ndose por cumplir los mandamientos y por avanzar seriamente en la vida espiritual. Esta entrega total en las manos de Mar铆a servir谩 de gran ayuda para alcanzar estos objetivos, pues Mar铆a Sant铆sima nos presentar谩 a su Hijo, el cual nos fortalecer谩 en la gracia, con la unci贸n del Esp铆ritu Santo.

Lo ideal es que haga su consagraci贸n en gracia de Dios. Si por alguna raz贸n no se encuentra en condiciones de recibir la absoluci贸n sacramental, pero tiene el deseo de entregarse a Jesucristo por las manos de Mar铆a, puede consagrarse igualmente, porque la consagraci贸n a la Virgen no es un sacramento.

Aun as铆, conviene mucho que pida a la Virgen que le ponga en condiciones de poder confesarse normalmente, para as铆 poder agradar y glorificar a Dios con su vida. Ella sabr谩 guiarle de la mejor manera posible.

La consagraci贸n se hace forma individual y libre. Para que sus familiares est茅n consagrados como usted, seg煤n este m茅todo, es necesario que se preparen como indica San Luis y se consagren individualmente.

Si por alguna raz贸n alg煤n pariente suyo que usted querr铆a ver consagrado no quiere hacerlo de ninguna manera, s贸lo resta pedirle a la Sant铆sima Virgen que ponga ese deseo en su coraz贸n.

En cuanto a los hijos, va a depender de la edad de cada uno y de la capacidad que tengan para comprender en qu茅 consiste la consagraci贸n seg煤n este m茅todo de San Luis Mar铆a Grignion de Montfort. Si a煤n no los ve capaces de dar este paso, puede promover una consagraci贸n adaptada a ellos, donde puedan formular ante la Sant铆sima Virgen el deseo de pertenecerle enteramente y para siempre, y hacer algunos compromisos, como llevar un estilo de vida m谩s cristiano, siendo m谩s fieles en el cumplimiento de los mandamientos, en la oraci贸n, en los sacramentos, en sus obligaciones de casa, de estudios, con sus familiares, amistades, etc. Todo ello como preparaci贸n para que puedan entender, oportunamente, el contenido del Tratado y consagrarse a Mar铆a como explica San Luis.

Una idea opci贸n es que usted mismo(a) seleccione partes de las clases para que sus hijos las vean con usted y as铆 pueda ir explic谩ndoles algunos aspectos importantes adaptados a ellos, a modo de recorrido espiritual por el Tratado. Al final puede imprimir el certificado de consagraci贸n para ellos tambi茅n, poniendo el nombre de cada uno de su pu帽o y letra.

En general, la devoci贸n a la Virgen es algo que todo buen cristiano debe tener y alimentar en si vida espiritual. Pero la perfecta consagraci贸n a la Sant铆sima Virgen, tal como la propone San Luis Mar铆a Grignion de Montfort, es un paso m谩s en esa devoci贸n para aquellos que, libres y bien orientados, quieran hacerla. Se trata, ante todo, de la expresi贸n m谩s plena y perfecta a la que puede llegar la devoci贸n mariana.

Para hacer la consagraci贸n a Mar铆a seg煤n el m茅todo de San Luis Mar铆a Grignion de Montfort, lo primero que hay que hacer es conocer el Tratado de la verdadera devoci贸n a la Sant铆sima Virgen, en el cual San Luis explica su m茅todo de consagraci贸n. Despu茅s de la preparaci贸n, llegado el d铆a de la consagraci贸n, se debe participar en una Misa y, despu茅s de la comuni贸n, se hace la consagraci贸n conforme a la f贸rmula prevista en el Tratado. Si no es posible la participaci贸n de la santa Misa, puede hacerse la consagraci贸n ante una imagen de la Virgen, en casa, recitando la oraci贸n de consagraci贸n.

P. Manuel Francisco Rodr铆guez Sancho